Hace ya un tiempo que los “influencers” (personas influyentes, sobre todo con alto impacto en redes sociales) han cobrado nueva relevancia. Tanto si eres empleado, profesional independiente o tienes tu propio negocio, ser parte de este codiciado grupo te abrirá múltiples oportunidades de mayor visibilidad e ingresos. Considerados expertos destacados en algún rubro, los influencers son reconocidos por su presencia online y su influencia sobre grandes grupos de consumidores. De ahí que muchas empresas estén en constante búsqueda de influencers para que los ayuden a posicionar, promocionar y/o vender sus productos y servicios.

Aquí te doy 5 pasos para que tú te conviertas en un influencer y capitalices esta oportunidad.

  1. Refina tu marca personal.

Sin duda este es el punto de partida. Si no tienes claro quién eres, qué valor único aportas, cuál es tu nicho, difícilmente puedas proyectarte como persona influyente. Empieza por consultar a un grupo selecto de colegas qué piensan de ti y fijarte si su percepción se ajusta a la que quieres proyectar. A partir de este ejercicio, puedes buscar ayuda para refinar tu marca. Aquí encuentras un artículo con información valiosa al respecto.

  1. Elige tu plataforma online

Explora la gran variedad de opciones que existen hoy en día y elige el formato que mejor se adapte a tu estilo. ¿Escribirás un blog? ¿Crearás videos? ¿Ofrecerás webinars en forma regular? ¿Chats? ¿Eventos en persona? ¿Qué formato favorece más a tu producto o servicio y a tu audiencia? ¿Con cuál te sientes más cómodo? ¿Cuál podrías aprender con cierta facilidad?

  1. Crea contenido valioso

Para que quienes buscan influencers te encuentren, debes producir una cantidad sustancial de material de alto calibre, original y consistente. Las empresas dispuestas a patrocinar influencers buscan personas confiables y con un mensaje claro que se sostiene en el tiempo. Si en un video enalteces los beneficios de llevar una vida activa y en otro los criticas, no te verán como alguien que inspira confianza. Elige tu tema, o tu espacio. Explora la oferta existente y piensa de qué manera puedes contribuir con contenido único para no agregar simplemente ruido.

  1. Interactúa con tus seguidores

Un influencer no es sólo el líder de una empresa o un experto en un campo determinado, sino alguien a quien los demás respetan y siguen. Para eso, es fundamental que interactúes con tus seguidores. Que aprendas de ellos. Escuches sus necesidades y crees contenido que se ajuste a las mismas. Que respondas a sus comentarios, y que reacciones a sus “Me gusta”. Es decir, que muestres interés genuino por tu audiencia.

  1. Expande tu base de seguidores

Y claro que la última etapa es hacer crecer tu base de seguidores. Y para esto no hay receta mágica. Si creas contenido útil para tu audiencia (o tu “tribu” como también se la llama) esta irá creciendo de manera orgánica. Y esta es la mejor garantía de que tus seguidores sean de calidad y no robots. Es decir que estén realmente interesados en lo que tienes para ofrecer. Aquí tienes los elementos que te ayudarán a expandir tu base de fans:

  • Hacer ofertas especiales de servicios o productos gratis
  • Ser generoso con otros colegas en un espacio similar al tuyo. Cuanto más los apoyas a ellos, más te apoyan a ti.
  • Crear alianzas con personas que estén en áreas similares o complementarias. Por ejemplo en el Red Shoe Movement apoyamos a organizaciones que trabajan con diversidad e inclusión, liderazgo, y también a las que ayudan a las mujeres emprendedoras o a reducir la violencia de género.
  • Crear material realmente valioso para tu audiencia sin escatimar ideas por temor “a que te las roben”. Cuanto más rico es tu contenido, más valor aportas. Es ese valor el que genera lealtad dentro de tu comunidad.
  • Producir una cantidad sustancial de contenido que te permita interactuar de manera regular y frecuente con la audiencia.

En resumidas cuentas la consistencia, persistencia, autenticidad, originalidad y generosidad son las grandes claves de que te conviertas en el próximo influencer en redes sociales. Cultivar estos rasgos te ayudará no sólo a ser una persona influyente sino a que te vaya mejor en la vida y el trabajo. ¡Así que manos a la obra! GQI-MarielaDabbah

* Cortesía de Mariela Dabbah. La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.