Amazon ha lanzado una nueva plataforma social. Se llama “Spark” y está directamente enfocada al comercio electrónico, pero tangencialmente ha sacado a relucir la importancia del contenido editorial en la nueva realidad del mercadeo y la publicidad.

Para nadie es un secreto que en la economía digital, los consumidores están mucho más interesados en recibir información sobre productos y servicios que en los mensajes publicitarios sobre los mismos. Como hablamos de un consumidor interconectado en redes con otros consumidores y hasta con las propias empresas, el valor de esa información aumenta exponencialmente si viene de boca (o dedos) de otro ser humano. De preferencia, alguien que hable auténticamente con experiencias de primera mano (benditos sean los “reviews” y “ratings” en Google, TripAdvisor, o donde quiera que se presenten).

La aplicación está disponible por el momento sólo en Estados Unidos y en la plataforma móvil de Apple, iOS (iPhones, iPad). El lanzamiento ha sido modesto, lo cual indica que realmente se están probando las aguas en lo que muchos ya están llamando la siguiente encarnación de las plataformas de opinión de usuario.

Para hacer una prueba tuve que dar varios pasos antes de encontrar la forma de unirme a Spark. No aparece directamente en el App Store, la tienda de aplicaciones. Luego, buscando, di con que es parte de la aplicación de Amazon, y se encuentra bajo el menú de Programas.

Spark es un programa centrado en las imágenes, muy parecido a Instagram. La diferencia es que está diseñado para que tengas una experiencia transparente y sin complicaciones al comprar un producto cuando este aparece en la imagen o está relacionado con alguno de los elementos fotografiados. En este ejemplo, se trata del molde para hacer las paletas de maza de galletitas que deben estar espectaculares… pero bueno a lo que vinimos, que lo puedes comprar directamente con un click.

Dicho esto, es difícil crear y hacer crecer una red social desde cero, con el panorama competitivo como está. Para ello, Amazon necesita atraer a los usuarios y la clave es que encuentren contenido atractivo y, por supuesto, auténtico. El mismo interés que debería tener cualquiera que esté tratando de vender algo en esta u otra plataforma.

Según TechCrunch, muy pronto los usuarios regulares de Amazon van a poder compartir sus opiniones y valoraciones de productos que habían publicado anteriormente en el sitio web (ahora solo pueden publicar en Spark los miembros del programa Prime, la membresía premium). Adicionalmente, se supo que la gigante del comercio electrónico también ha lanzado un programa de pago a casas editoriales e influenciadores sociales para que alimenten la nueva red social.

El concepto y la estrategia suenan atractivos. Habrá que ver si la ventaja de una experiencia de compra sin fricción es suficiente incentivo para que Spark gane la apuesta del comercio en redes sociales ante plataformas tan populares como Instagram, las cuales, por otro lado no surgieron con ese objetivo. En cualquier caso, siempre podemos esperar que surjan nuevas e interesantes colaboraciones en este terreno, con matrimonios de conveniencias entre partes insospechadas.

*La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.