Los dueños de mascotas sienten a diario la necesidad de afecto y cariño que estas manifiestan. Se percatan, además, de cómo comparten las sensaciones de alegría, tristeza, dolor y miedo de sus dueños. No es raro entonces que queramos cuidar al máximo de los mejores amigos del hombre: los perros.

En Ciudad de México se han abierto varias heladerías diseñadas para perros. Se las llama “heladog” y tienen sus sabores preferidos al mismo tiempo que les ayudan a hacer la digestión. Por suerte también hay carta para que los dueños no tengan envidia.

Muchos estudios científicos actuales avalan que los animales y los seres humanos somos iguales, sentimental y emocionalmente. ¿Somos generosos con los animales?