El atún es un pescado de la familia de los pescados azules. Generalmente de aguas frías y profundas, cargados de Omega 3, inmensamente beneficioso para el corazón, bueno para controlar el colesterol y nuestra salud en general. Los japoneses son unos dioses en esta materia. Por eso me inspiré para compartirles esta receta de mi libro «La cocina no muerde», que encuentras en Amazon.

Son muchas las recetas que pienso son originales de mi isla, y en realidad tienen su origen en el sur de España. Hace cientos de años salpicaron nuestra cocina y las bautizamos con otros nombres, como pasa con esta salsa que en la costa sur de Puerto Rico le llamamos mojo isleño. Mi madre la cocina con mariscos para servirla con tostones o mofongo, pero es una de esas recetas con origen costeño andaluz. ¡Olé!

Como el atún es alto en hemoglobina, el color del animal se empieza a oscurecer inmediatamente tras su captura y hay todo un mundo de técnicas no muy bonitas para que llegue rojo a nosotros. Siempre pregunta al pescadero, muchas veces juzgamos precios, pero aquí es importante la calidad. Si al ir de compras no encuentras o te resulta muy caro el atún fresco, usa una buena conserva de atún, bonito o cualquier otra criatura del mar en su estado fresco: como el pescado. Y un chorrito de vino blanco para la salsa y otro para el que cocina, también sienta de maravilla.

Lo que necesitas:

  • 1 lb de atún, limpio y cortado en pequeños cubos
  • 2 lb de tomate fresco o tomates enteros orgánicos enlatados, picados muy finos
  • 1 pimiento cubanelle (pimiento alargado color verde claro) o pimiento verde dulce
  • 1⁄2 cebolla blanca picada muy fina
  • 4 o 5 dientes de ajo picados muy finos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1⁄4 cucharada de aceite
  • Sal y pimienta al gusto

Lo que tienes que hacer:

  1. En una sartén a temperatura media-alta agrega el aceite, el ajo y sofríe por un minuto.
  2. Añade la cebolla, el pimiento, el laurel y cocina por 5 minutos más.
  3. Agrega el tomate, el azúcar y cocina a temperatura media, tapado, por 25 minutos.
  4. Echa el atún, rectifica con sal y pimienta y cocina por 5 minutos o hasta que el atún esté cocido en su punto. No debes cocinarlo de más para que este señor pez, tan elegante, delicado y distinguido, no pierda su encanto.
  5. Sirve con pan, ensalada de arúgula, papas o tostones.

Duración: 30 minutos. Comensales: 2 personas