Lección de vida en la playa

Mis hijos y yo planeamos celebrar el Día de los padres de una manera muy especial para mi esposo. El día empezó con una visita a la playa. Llevamos nuestra merienda. Unos deliciosos burritos, sandía, piña, bananas y agua. Definitivamente no pasaríamos hambre. Era una mañana maravillosa, el clima en la playa estaba mucho más fresco que el área donde vivimos. La brisa del ma.....






Ver más