La esperanza es la base de todos los cambios positivos porque es la creencia de que todo puede ir mejor.

La esperanza es un sentimiento positivo cuando tenemos la certeza de que las cosas van a salir bien, no se trata de negar la realidad de los problemas, se trata de tener la convicción de que somos capaces de superarlos. ¡Vamos bien! Lo sabemos, porque a pesar de las dificultades tenemos el poder de hacer posibles las cosas en cada uno de nosotros, una capacidad que en ocasiones ni siquiera estábamos conscientes de tener y que muchas veces descubrimos, precisamente en medio de las peores circunstancias.

      LLAVE-7-LISTA