La asistencia de un personal médico calificado y una dosis adecuada es esencial para obtener excelentes resultados. Los tratamientos estéticos inyectables son procedimientos médicos cuya aplicación requiere de un entrenamiento apropiado para asegurar su eficacia y seguridad. De lo contrario, pueden traer consecuencias muy graves para la salud del paciente.

Para observar resultados efectivos no es necesario colocar Botox en exceso, todo lo contrario. Esto puede generar un rostro tieso y pérdida de la naturalidad de la expresión facial (cosa que nadie desea en estos tiempos). La dosis debe ser individualizada, de acuerdo con la necesidad de cada paciente, siendo muy importante respetar las proporciones faciales de cada quien.

Muchos tienen aún la falsa creencia de que el botox es lo que produce «esas caras deformadas que vemos frecuentemente en la calle». Por eso es muy importante aclarar que esas caras congeladas, inexpresivas, llenas de «tuyuyos», como los llaman horrorizadas mis pacientes, no son más que el efecto de haberse colocado los temidos biopolímeros, también conocidos como siliconas, células expansivas, PMMA o Polimetilmetacrilato, o como quieran llamarlo para disfrazarlo seres inescrupulosos (habitualmente no médicos y desgraciadamente algunos médicos).

Estas personas, bajo el engaño de poner botox al paciente, les colocan productos proscritos en medicina, generándole daños irreversibles a la piel y al bienestar biopsicosocial. Al destruir sus caras, se ve afectada su autoestima y su calidad de vida, pues estos daños son totalmente irreversibles, es decir, para toda la vida.

Por ello, como médico especialista en medicina estética y antienvejecimiento, debo hacerte ciertas recomendaciones antes y después de su aplicación:

  1. Acuda siempre a especialistas médicos reconocidos.
  1. Verifique que realmente es botox lo que le están colocando (usted tiene derecho a exigir que le muestren la ampolla antes de su colocación).
  1. Jamás se aplique ningún procedimiento estético inyectable en una peluquería, salon de belleza, gimnasio, o en «la sala de la casa de alguien» (descofíe de las famosas fiestas de botox).
  1. Para obtener mejores resultados antes de aplicárselo, es mejor preparar la piel días antes con un buen peeling ultrasónico, seguido de tratamientos que estimulen el colágeno como la radiofrecuencia y PRP, según el caso, para cubrir las necesidades del paciente.
  1. Acudir a reevaluación médica 15 días después de la colocación.
  1. Esperar al menos cuatro meses antes de una nueva dosis de botox.

@KlaraSenior

* Cortesía de la Dra. Klara Senior. La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.