A veces uno cree que lo sabe todo, o que ya ha conocido bastante. Pero de pronto encuentra un universo por descubrir, o que el mundo es demasiado grande y diverso como para pretender abarcarlo todo.

 

Tales fueron las sensaciones que experimenté al consultar la lista mundial de ciudades, hoteles, líneas aéreas y destinos turísticos, divulgada por la revista especializada Condé Nast TravelerDos de sus enseñanzas son que, a veces, las cosas no son lo que parecen, y el tamaño puede ser relativo.

 

Si constatamos las mejores ciudades del continente americano, por citar un ejemplo entre varias categorías, encontramos algunas confirmaciones y varias sorpresas.

 

La selección, obviamente, no deja de ser subjetiva. Los ganadores de la entrega número 26 de los Readers’ Choice Awards fueron escogidos mediante 1,3 millones de votos. Sin embargo, la tendencia siempre ofrece una idea global del asunto, una generalidad útil para el conocimiento.

 

En América Central y Sudamérica, el primer lugar es para Buenos Aires. De momento, ninguna sorpresa. La capital de Argentina es una ciudad que conozco y en la que no descartaría vivir. Un lector de la revista la considera la “París del Sur”.

 

Luego aparecen, por ese orden, Cusco (Perú), Cartagena (Colombia), Paraty (Brasil) y Antigua (Guatemala). En mi caso, una mezcla de lo conocido y lo por conocer. En los cuatro ejemplos se manifiesta el encanto de las ciudades pequeñas y medianas, bastante alejadas del ruido ensordecedor.

 

La ciudad de San Miguel de Allende preside la lista de México, país que cuenta con una categoría propia. La revista repara en su buen ambiente, excelentes restaurantes y en su cultura, así como en “la falta de alumbrado público y vallas publicitarias”. Sí, como lo estás leyendo.

 

Charleston, por su parte, es la primera ciudad de Estados Unidos, según los Readers’ Choice Awards. Se le admira por su arena, sol, historia, buena comida y gente amable. ¿Qué más se puede pedir?

 

Resulta comprensible que nuestro encuentro con el mundo suela empezar por grandes e icónicas ciudades. Nueva York y San Francisco, en Estados Unidos; el Distrito Federal, en México; o Río de Janeiro y Sao Paulo, en Brasil. Pero mezclando inteligentemente economía y curiosidad, podremos descubrir verdaderos tesoros no tan visibles.

 

La lista de urbes mundiales viene a demostrarnos que hay muchas personas interesadas en los pequeños detalles, en escenarios encantadores que solo ofrecen lugares muy especiales.

 

Después de leerla, ya tengo nuevos destinos para descubrir. ¿Cuáles son los tuyos?