No podemos culpar a nadie de lo que nos ocurre porque lo hemos creado nosotros mismos. Para ser responsables de nuestro destino debemos aprender a controlar nuestra mente y eso se logra viviendo cuánticamente.

El universo es una realidad cuántica donde solo hay átomos, estas micro partículas están formadas 99,9% de espacio vacío, es decir, de energía, por lo que aquello a lo que llamamos materia, en realidad no existe, lo que existen son campos energéticos o vibraciones y es precisamente la física cuántica la que se dedica a estudiar el comportamiento de la realidad del universo.

La escritora y creadora del método QUANTUM MIND, Rosanna Biglia, autora del libro número uno en ventas en Amazon, “La vida es un ancla en un universo en movimiento”, explica que los seres humanos estamos listos para vivir en la cuarta dimensión donde somos capaces de crear nuestra realidad tal y como la deseamos, pues en esta dimensión ya no existe el tiempo lineal de pasado, presente y futuro, sino que ocurren todos los tiempos de manera simultánea, lo que nos permite obtener el conocimiento que necesitamos para lograr las cosas y soltar las tensiones y los miedos de las memorias del pasado que nos mantienen anclados a un estado de sufrimiento en el presente.

Rosanna Biglia, a través de su método QUANTUM MIND proporciona las herramientas necesarias para aprender a vivir cuánticamente, borrar los karmas del pasado y estar en resonancia con un nuevo estado del Ser lleno de armonía y vitalidad, el cual nos permite acercarnos más a la quinta dimensión donde nos arropa el amor incondicional. “El cuerpo físico suelta el dolor cuando suelta el miedo y toma consciencia o despierta, para eso hay que aprender el autocontrol y es parte de lo que enseño en este método”, indicó Biglia.

A continuación, entérate y pon en práctica uno de sus ejercicios para borrar karmas del pasado:Realiza una meditación en una posición cómoda antes de ir a dormir, deja la mente en blanco y tranquila (en estado alfa), cuando estés en ese estado, haz tu pedido para encontrar la solución o la respuesta al conflicto que estés teniendo, bien sea relacionado con la salud, las finanzas, las relaciones personales u otros. Pide a tu yo superior ir al origen del conflicto con esa persona o situación. Envuélvelo en una llama color violeta del amor y luego entrégate al sueño. Cuando despiertes, pide recordar la experiencia vivida durante la noche, así verás cómo comienzas a encontrar las respuestas a través de estos sueños llamados, sueños regresivos que nos muestran realidades de otros tiempos que nos ayudan a desbloquear conflictos y sufrimientos del presente.

* Cortesía de Patricia Carlés La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.