¡Felicidades! Si estás leyendo este artículo, probablemente has decidido empezar a correr y con esto cambiarás tu vida para siempre. Correr es uno de los mejores ejercicios aeróbicos, te ayuda a quemar un montón de calorías y además contribuye a mejorar y mantener un buen estado de salud.

Running, footing, jogging, son todos términos que recogen la acción de la carrera continua. Se considerarunning al acto de correr, es decir, a la marcha en la que a intervalos regulares los dos pies no tocan el suelo. Mecánicamente, es la consecución evolutiva del caminar. Los seres humanos nacimos diseñados para movernos, por lo tanto cualquier persona que goce de buena salud, puede empezar a correr. Sobran las razones para hacerlo; y si aún lo pones en duda, te demostraré que es hora de calzarte los zapatos de goma.

No te quedes pegado en el sofá, es hora de correr, sigue estos sencillos pasos:

  1. Beneficios: mejora el sistema cardiovascular y pulmonar, mantiene útiles los tejidos musculares, ligamentosos y tendinosos, asegura una buena lubricación en las articulaciones, previene la osteoporosis, regula el apetito y facilita las digestiones, mejora el aspecto físico ¡especialmente a lograr unas piernas de acero!, ayuda a combatir la celulitis, ayuda a dormir mejor y mejorar tu estado de ánimo y autoestima, ¡te hace vivir más y mejor! ¿Necesitas más razones para empezar HOY?
  2. Equípate bien: Lo principal es dotarte de un buen calzado. En cada una de las zancadas, el pie impacta contra el suelo con un peso de entre dos y cinco veces tu peso en báscula. A mayor peso, mayor impacto sufrirá el cuerpo. Por ello, debemos estar provistos de un calzado con un buen sistema de amortiguación para poder minimizar y absorber cada uno de estos impactos. En el mercado se pueden encontrar sistemas de gel, aire o espumas de diferentes densidades. Otro dato a tener en cuenta es el tipo de pisada para que puedas escoger el modelo adecuado. Si desconoces cuál es tu pisada puedes acudir a un centro deportivo o consultar con un entrenador deportivo que pueda asesorarte sobre el tema.

Contar con un reloj monitor de frecuencia cardíaca también es de gran ayuda, te permitirá conocer la intensidad y duración de tu carrera, además algunos vienen dotados con un sistema de GPS que permite grabar la ruta y kilómetros recorridos, así harás seguimiento a tu progreso y nuevos retos.

Además recuerda siempre utilizar ropa fresca, cómoda y adecuada que te permita traspirar naturalmente. Evita utilizar chaquetas de plástico o envolverte en trajes térmicos que simulan bolsas de basura, solo conseguirás deshidratarte y cansarte rápidamente. También puedes incluir en tu vestimenta una gorra y lentes que te protejan del sol

  1. Ejercítate sin riesgos: visita a tu médico antes de iniciarte en este tipo de ejercicio, es importante identificar si tienes alguna condición que necesite supervisión. Eso nosignifica que hacer ejercicios sea peligroso, pero algunas condiciones de salud pueden requerir de recomendaciones especiales como es el caso de las personas que sufren de hipertensión arterial, diabetes mellitus, problemas pulmonares, alguna limitación osteoarticular, entre otras.
  2. Baja de peso: no es recomendable que escojas este tipo de ejercicio si eres obeso. Lo ideal es estar al menos en sobrepeso para poder correr y, en este caso, debes comenzar poco a poco para evitar lesionar tus rodillas. Calcula tu índice de masa corporal (peso/estatura2) y si el resultado es <30, ¡puedes comenzar! Si aún no sabes cómo calcularlo, visita www.comy utiliza nuestra calculadora.
  3. Elimina tus barreras: a veces el miedo, la falta de dinero o de tiempo y el temor al dolor o las lesiones, pueden ser grandes obstáculos. Estas barreras mentales te detienen y evitan que ganes buena salud y años de vida. ¡Mételas en un saco y lánzalas a la basura!
  4. Crea objetivos claros: anota y discute con tu entrenador tus objetivos y define el tiempo para lograrlos. Esas metas deben ser específicas y realistas. ¡Escríbelas y revísalas con frecuencia!
  5. Asesórate con un experto y escucha sus recomendaciones. Correr tiene su técnica, así evitarás lesiones y no perderás las ganas de ejercitarte. ¡Prevenir es mejor que lamentar!
  6. Mantente motivado: inscríbete en un club de corredores, sigue a @soymaratonista@runnersvzlay otras cuentas y páginas que promuevan este deporte. ¡Así te mantendrás en el ruedo!
  7. Inscríbete en una 10K o 5K: busca en internet cuándo y dónde son las carreras y ¡VIVE LA EXPERIENCIA! Con una fecha tendrás el compromiso de ser disciplinado y serio en el proceso. Disfruta de este mundo de adrenalina y felicidad.
  8. Supleméntate correctamente: evita el uso de suplementos y preparados, aunque parezcan ser naturales, sin la supervisión de un profesional de la salud. Puede que alguno de estos productos puedan ayudarte a incrementar tu nivel de energía o tolerancia a la actividad física, sin embargo, deben ser prescritos en la dosis y frecuencia adecuada para cada persona. ¡Consulta con tu médico!

¿Listo para la carrera? Es hora de poner el cuerpo en movimiento. No hay mejor medicina que una dosis de adrenalina aportada por el ejercicio ¡Animo!

GQI-SamarYorde

* Cortesía de Samar Yorde La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.