Si eres de las personas que viven enfatizando en los defectos de su ser amado, cuestionándote si tu pareja es realmente la correcta para ti y si de verdad te ama, puede que padezcas de un desorden psicológico conocido como Trastorno Relacional Obsesivo-Compulsivo.

Si intentas terminar la relación, la sola idea de hacerlo te llena de ansiedad extrema. Paradójicamente, si decides quedarte en la relación, no vives en paz porque los fantasmas del fracaso amoroso te persiguen. Para probar que tu relación no funciona ni funcionará bien, haces énfasis en los defectos del otro, sobredimensionándolos. No puedes ver las virtudes ajenas porque sus errores las opacan. Y el sólo ver lo malo te conduce a experimentar una ansiedad aún mayor.

Además, buena parte de los enfermos con este trastorno declaran sentirse menos satisfechos sexualmente que aquellos que no lo sufren. Las obsesiones que padece el enfermo suelen ser sumamente estresantes para su pareja, lo que impacta en el funcionamiento de la relación amorosa. Como las relaciones íntimas son básicas para el bienestar general del ser humano, éstas se convierten en áreas sensibles para la gente con Trastorno Obsesivo Compulsivo. Entre los principales síntomas encontramos: dudas obsesivas, preocupaciones innecesarias, control de lo que el otro hace y necesidad de reforzamiento emocional constante (que el ser amado le diga que lo ama y que se lo demuestre todo el tiempo). Por otro lado, la preocupación sobre las fallas, errores y defectos del otro se exagera, así como se tienen dudas sobre la sobrevivencia de la relación en el futuro.

Si tú eres el cónyuge de una persona que sufre del Transtorno Relacional Obsesivo Compulsivo:

– Aprende acerca del trastorno

– Refuerza positivamente sus conductas saludables en vez de criticar las conductas irracionales, el miedo y la evitación

– Aprende cuándo ser más paciente y cuándo empujar el cambio

– No abandones totalmente tu propia vida e intereses

– Manten un sistema de soporte, conformado por familia y amigos

– Acompaña el proceso paso a paso, asistiendo a terapia con tu pareja. No retrases el pedido de ayuda profesional. La necesitan para salvar su matrimonio.

 

­­

GQI-CeciliaAlegria

* Cortesía de Cecilia Alegría, La Doctora Amor. La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.