El viernes fue una “jornada redonda”, como decimos popularmente. El tercer día del encuentro inspiracional En Cuerpo y Alma, que celebramos más de 80 personas en Punta Cana, tuvo cuatro segmentos de alto valor para todos nosotros.

A primera hora de la mañana, los maestros de YogaPlussDQ nos brindaron una clase en la playa, de la que todos salimos fortalecidos para el resto de las actividades del día. Más adelante, Carl Honoré, conferencista internacional y experto del Movimiento Slow, habló sobre la necesidad de retomar la lentitud en algunas circunstancias de nuestras vidas, en este mundo frenético en el que vivimos. Y todo ello, sin dejar de ser productivos, eficientes y competitivos. Gracias, Carl, por habernos acompañado este año en Punta Cana.

En la tarde, mi querida Estrella Flores-Carretero, gran psicóloga y amiga, compartió con los asistentes sobre las relaciones, partiendo de la idea de que la primera y más profunda relación es con nosotros mismos. La charla de Estrella resultó muy animada, con decenas de preguntas por parte de todos. Estrella, ¡qué divertida y reparadora resultó tu participación! Gracias por habernos acompañado este año.

En la noche sucedieron dos cuestiones dignas de mención: la boda de nuestros amigos Jorge y Lorena, que se conocieron precisamente aquí, en el evento del año pasado. Nos divertimos muchísimo, las imágenes hablan por sí solas. Además de los novios, la fiesta tuvo otros protagonistas: una excelente cena mexicana, con mariachis incluidos. Ellos acompañaron a los que decidieron romper sus miedos y entonar boleros y rancheras típicas de la tierra azteca.

Hoy sábado nos espera un gran día. Te lo contaremos mañana. ¡Estamos en casa! ¡Estamos en Punta Cana!