Aunque pueda parecer de locos, sí, somos dos personas a lo largo de nuestra vida. Un estudio de la Universidad de Edimburgo en Reino Unido ha analizado los resultados de una investigación realizada en 1947.

Entonces, 1.208 adolescentes de 14 años se sometieron a un cuestionario de personalidad en el que se abordaba la confianza, perseverancia, el estado de ánimo, la creatividad, la conciencia o la ambición.

Más de 60 años después han conseguido contactar con 635 de los participantes, de los cuales 174 aceptaron repetir la prueba.

Una vez pudieron comparar ambos resultados, parecía que hubieran contestado dos personas distintas.

A lo largo de nuestra vida somos capaces de evaluar nuestras creencias, valores y hábitos que provocan en nosotros un desarrollo personal diferente. ¿Cuál es tu meta?