La película de Disney “El buen amigo gigante” ha creado en la imaginación de miles de niños y adultos un mundo lleno de gigantes. Se trata de la adaptación del cuento de Roald Dahl, en el que relata la lucha entre gigantes para impedir que los malvados se coman a los niños.

Ahora el artista Thomas Dambo ha creado seis enormes estructuras con materiales reciclados para traer ese mundo imaginario a la realidad. Gracias a la madera reciclada que le han proporcionado voluntarios a las afueras de Copenhague (Dinamarca), ha podido hacer volar su imaginación y crear este bosque de gigantes.

No es la primera vez que construye este tipo de creaciones. En Australia podemos encontrar “El tiburón Steve”, una estructura fabricada gracias a un cobertizo.

La imaginación no tiene límites, ¿qué te gustaría crear a ti?