El grupo más pequeño del sistema, cuenta solo con tres flores: Water Violet, Impatiens y Heather. Consideremos el tema del estrés para tomar real dimensión de cuanto afectan nuestras emociones al funcionamiento de nuestro cuerpo.

Ante situaciones que demandan atención, estado de alerta o emergencia, el cuerpo se prepara para huir o atacar; esto es un mecanismo de defensa normal de los seres humanos y es positivo si dura un período corto de tiempo. Pero, si el período se prolonga, aparece el estrés ya que el cuerpo humano no está listo para sostenerse sano viviendo continuamente en estado de alteración.

Ante la presencia del estímulo amenazante el cerebro envía una orden a las glándulas suprarrenales para que estas segreguen hormonas al torrente sanguíneo, entre ellas adrenalina, que provoca dilatación de pupilas, incremento del ritmo cardíaco y frecuencia respiratoria, elevación de la presión arterial, aumento de la concentración de azúcar en sangre, bronco dilatación, mayor circulación sanguínea en musculatura y menor en sistema digestivo; todo esto hace que estemos en condiciones de actuar ante la emergencia ya que todo nuestro cuerpo responde con mayor eficacia a la situación al tener mayor energía (azúcar), mayor capacidad y frecuencia respiratoria, mejor respuesta muscular, etc.

Pero… ¿qué sucede si estamos permanentemente en estado de alerta?

El incremento de azúcar en sangre nos predispondría a la diabetes; podríamos ser hipertensos, o tener algún problema gástrico entre otras opciones; o sea, si estas reacciones se extienden en el tiempo aparece el estrés, que ya deja de ser una reacción de defensa beneficiosa y se convierte en nociva debido a que el organismo está preparado para revertir todas estas funciones solamente a corto plazo.

Podemos ver la importancia de controlar nuestros estados emocionales para prevenir que ellos nos controlen a nosotros. Eso es más sencillo que intentar controlar los estímulos externos. Y para esto, entre otras técnicas, contamos con las Flores de Bach.

Water Violet

Característica del estado negativo: Extrema introversión que lo lleva al aislamiento

Personas autosuficientes, no permiten que nadie interfiera en sus vidas. Son muy capaces intelectualmente, pueden dar muy buenos consejos pero solo si se los piden.

Disfrutan de su soledad. A los ojos de los demás pueden parecer antisociales o altaneros. Consideran digno reservar su vida o sus penas solo para ellos.

Virtud a desarrollar para corregir el defecto: Acercamiento a los demás, empatía, sociabilidad

Al tomar la flor la persona desarrolla la empatía, lo cual hace que pueda acercarse con facilidad a sus semejantes y compartir experiencias.

Impatiens

Características del estado negativo: Impaciencia – Nerviosismo

La mente de las personas en estado negativo de Impatiens va más rápido que todo lo demás, muchas veces, su cuerpo, no puede responder a esa velocidad, piensan   y   actúan rápidamente, de forma “acelerada”. Impacientes, quieren resolver todo “ya”. Les molesta esperar y que los demás no sigan su ritmo.

Virtud a desarrollar para corregir el defecto: Paciencia, relajación interior

El potencial positivo de Impatiens es una persona segura pero menos arrebatada en su accionar. Se relajan y toleran a quienes son más lentos. La exaltación da paso a la calma.

Heather

Características del estado negativo: Centrado y preocupado en sí mismo – Hablador

Hablan persistentemente de sus problemas, los de los otros no importan, exagerando además sus síntomas. Egocéntricos, no soportan estar solos porque necesitan atención permanente. Hipocondríacos, se victimizan para atraer atención. No conversan, monologan y necesitan un “oído” pendiente de ellos permanentemente.

Virtud a desarrollar para corregir el defecto: Amor al prójimo

En estado positivo utilizan sus sufrimientos y experiencias para conectarse con los demás de manera empática y desarrollar el amor hacia sus semejantes.

GQI-VivianaBergman

* Cortesía de Viviana Bergmann, La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.