Una nueva generación de emprendedores está redefiniendo el futuro con innovación, apostando por nuevas soluciones para los desafíos globales.

Como Fundador de Red Innova – la comunidad de innovación y tecnología líder en América Latina -, tengo la suerte de viajar por la región y por el mundo, conectando emprendedores con inversores para generar nuevas oportunidades para todos.

En esos viajes he detectado cinco tendencias globales:

  1. Creatividad: Hay una nueva economía creativa, también llamada “economía naranja”, en donde el diseño, el arte y la innovación están creando nuevas empresas, con nuevos modelos de negocios. Utilizando la tecnología y nuevos procesos de fabricación, están experimentando y creando materiales originales. Esta economía creativa está impactando en la arquitectura, el diseño de moda, muebles y objetos en general. También esta dando paso a nuevos artistas, que gracias a las redes logran popularidad y millones de seguidores, logrando crear su propia audiencia.
  2. Innovación Tecnológica: Nunca hubo en la historia una mejor oportunidad para emprender. Gracias a la inteligencia artificial, la realidad virtual, las impresoras 3D, los drones, la biotecnología y otras nuevos desarrollos, las oportunidades para emprender son cada vez más atractivas. A su vez, el costo de la tecnología es cada vez menor, gracias al almacenamiento y los servicios en la nube, el código abierto, y las aplicaciones. A su vez se reduce el costo de acceso a futuros clientes, gracias a los smartphones y la geolocalización.
  3. Medio Ambiente: Hay un creciente interés por el respeto al medio ambiente. Energías renovables, la biotecnología para nuevas formas de producción de alimentos, el internet de las cosas para medir la calidad del aire, el agua y los suelos, son todas oportunidades donde emprendedores están desarrollando nuevas soluciones y creando oportunidades.
  4. Salud y Bienestar: Hay un crecimiento en la consciencia colectiva por el bienestar y la salud. Yoga, meditación, comida saludable, espiritualidad, cuidado del cuerpo, y nuevas actividades físicas y deportes, están desarrollando una industria con cada vez más productos y servicios para el bienestar.
  5. Impacto Social: la nueva generación de emprendedores es consciente de la importancia de mejorar vidas. Busca sentido y propósito a los que hacen, ya no alcanza con sólo ganar dinero. Quieren genuinamente tener un impacto positivo en la humanidad, desarrollando nuevos productos para la base de la pirámide. Desde nuevas soluciones financieras, hasta la posibilidad de hacer prótesis con impresoras 3D, miles de emprendedores están desarrollando soluciones creativas democratizando el acceso a nuevos productos y servicios.

Si tenemos en cuenta estas tendencias, seguro podremos analizar nuestras oportunidades personales y profesionales de una manera más completa y eficaz. Este es sólo el comienzo de una nueva generación que, gracias a la tecnología y a la creatividad, puede generar un salto cualitativo en la humanidad.

* La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.