¿Has probado cientos de dietas, te matas en el gimnasio, tomas pastillas adelgazantes y nada que pierdes peso?, ¿quieres saber la razón? Porque el ritmo de tu metabolismo no es el indicado. A mí también me pasó.

Sé que has oído esta palabra: metabolismo. Este es el proceso con el que tu cuerpo convierte lo que comes y bebes en la energía que usas diariamente, incluso cuando estás en descanso. Pero tu estilo de vida puede alterar su funcionamiento.

Mejor dicho, es como cuando tienes un carro y le pones gasolina barata, se pone lento y no funciona bien, así pasa con tu cuerpo, entre mejores alimentos consumas, más rápido será su funcionamiento.

Y mientras más rápido funcione tu metabolismo, más rápido te deshaces de la grasa acumulada y de las calorías que consumes.

Por eso, si sospechas que tu metabolismo está ralentizado, lo que tengo para decirte te interesa.

Hoy quiero compartirte mis mejores 6 tips para activar tu metabolismo y quemar grasa.

  1. Pierde peso mientras duermes. Cuando no duermes suficiente, tu cuerpo crea un desbalance en las hormonas relacionadas con el almacenamiento de la grasa, como la leptina (hormona encargada de suprimir el apetito) y grelina (que indica a tu cuerpo que tienes hambre). Así que descansar es primordial.  Acostarte a las 10 PM, y dormir entre 6 y 8 horas hace que tus hormonas trabajen a todo vapor y que tu metabolismo siga en función de perder peso.
  2. No tienes que pasar horas en el gimnasio. ¿Sabías que existen rutinas tan sencillas que aceleran tu metabolismo en solo 8 minutos?  El ejercicio cardiovascular es ideal para tener tu metabolismo al máximo. El entrenamiento de intervalos de alta intensidad o Hiit es reconocido porque usa un tiempo de gran esfuerzo de solo 90 segundos, seguido de unos 30 segundos de descanso, confundiendo tu organismo y evitando el estancamiento
  3. Adelgaza comiendo. Así es, pasar hambre con dietas estrictas solo hace que tu metabolismo se ralentice. Si quieres comenzar tu día quemando grasa, desayuna inmediatamente te levantes. El desayuno es la comida más importante del día, pues rompe el ayuno que llevamos mientras dormimos.

Come cada 3 o 4 horas. No esquives ninguna de tus comidas. Uno de los pasos primordiales es merendar en la Hora Mágica, entre las 3 y las 4 PM cuando tu insulina baja y tu metabolismo necesita un impulso. Una manzana y unas almendras pueden ser una excelente opción.

Agrega proteína a cada comida para nutrirte y estar llena por más tiempo.  Deja los carbohidratos para antes de las 4PM, pues a partir de esa hora ya no necesitas adquirir tanta energía de los alimentos.

  1. Ponle sabor a tu vida. Lo que comes y tomas importa. Agrega a tu plan de alimentación ingredientes que incrementen el ritmo metabólico, como los termogénicos naturales. Los que te muestro a continuación y son mis favoritos:

Pimienta cayena: la pimienta cayena contiene capsaicina, un componente termogénico que acelera tu metabolismo hasta 22% más que otra especia. Además, promueve la digestión y limpia tu organismo.

Jengibre: es uno de mis ingredientes favoritos, pues es un antiinflamatorio natural y ayuda a controlar la hormona del cortisol, que aumenta la grasa abdominal.  Es saciante y mejora la absorción de nutrientes en el organismo, ayudándote a estar más saludable y delgada.

Té Oolong: esta bebida milenaria es conocida por sus grandes propiedades para acelerar tu metabolismo hasta 43% más que otro té y por ayudarte a quemar el doble de las calorías. La investigación sugiere que beber de 2 tazas de éste puede impulsar tu cuerpo a quemar un 17% más calorías, e incrementar tu energía hasta 40% más que otro té.

  1. Comienza el día activo: toma un vaso de agua con limón en ayunas para acelerar tu metabolismo, el limón además tiene cualidades quema grasa, contiene vitamina C y antioxidantes que eliminan las toxinas que te impiden perder peso.

* La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.