¡Marzo! Un cambio de estación está por llegar y muchas cosas llegan a mi mente. Es tiempo de renovación, de respirar nuevos aires, de ordenar no solo nuestra casa sino también nuestro interior. Así como las flores surgen alegres y vibrantes, así tenemos la oportunidad de reinventarnos, evolucionar y brillar, dejando atrás el invierno.

¿Te animas a intentarlo? Aquí algunos consejos:

  • Lista de deseos. Limpia tu interior, haz una lista de todas las cosas que has pensado, quieres o necesitas hacer. Escríbelas pensando en que te dedicarás en cuerpo y alma a cumplirlas. No anotes nada que no estés dispuesto a hacer; apunta además todo lo que realizarás para lograr esas metas. Puede ser algo tan sencillo como arreglar el closet hasta algo más serio como comenzar a estudiar una nueva carrera. Lo importante es mentalizar el plan maestro e ir colocando un check a todo lo que se va cumpliendo. Paso a paso, escalón por escalón, te acercará más a la cima. 
  • Deja ir los sentimientos negativos. Nuestro subconsciente guarda muchos resentimientos, dudas, pensamientos negativos que llevamos a cuestas como pesados ladrillos que nos resistimos a arrojar. Aprovecha el cambio de estación y los nuevos y coloridos paisajes para contagiarte de esperanza. Busca una hoja y anota todas las cosas que pesan, los rencores innecesarios, dudas, dolores del corazón. Luego, como en una especie de ritual, prende fuego al papel, observa de principio a fin cómo se quema y al mismo tiempo deja ir todo lo escrito. Comienza un nuevo capítulo y dale la bienvenida a una vida sin lastres del pasado. El futuro ha comenzado.
  • Retira los excesos. Limpia y organiza tu closet, armarios, cocinas, la casa en general. Saca todo lo que no usas en meses, todo lo que no necesitas y dónalo a un hogar, una familia o alguien que lo requiera verdaderamente. Aprende a vivir sin excesos; opta por un nuevo estilo de vida simple, rodéate solamente de cosas que amas y que hacen más felices tus días. Deja de coleccionar cosas que igual terminan abandonadas en un cajón. Lo único que realmente vale la pena acumular son buenos recuerdos.
  • Desintoxica tu círculo de amistades. Personas manipuladoras, egoístas, que solo hablan de sí mismas, envidiosas y que siempre están criticando a alguien, se convierten en una carga para los demás. Siempre hay una persona nociva en nuestro círculo de amistades. Aprovecha este momento de cambios para alejarte de ellas y liberarte de esa carga emocional innecesaria. Planea tus reuniones, salidas o celebraciones con gente que te enriquezca emocionalmente, que te haga crecer como ser humano y que te haga reír. Seres que traigan luz y no oscuridad a tu vida.
  • Busca tiempo para ti. Aprovecha el buen tiempo para salir…tú solo. Sí, disfruta algunos momentos contigo mismo; todos necesitamos un poco de tiempo a solas, para pensar, meditar, organizar nuestras metas, imaginar el futuro y autoanalizarnos. Te aseguro que cada minuto valdrá la pena. 
  • Ve por lo saludable. La primavera es un gran momento para consumir productos de temporada, preferiblemente orgánicos. Reinventa tu menú y prueba opciones más saludables. Sustituye el café por té, las gaseosas por agua con limón o pepino. Aumenta el consumo de vegetales y frutas y saborea cada comida con alegría, agradeciendo todo lo que tienes en tu mesa y en tu vida. Tu cuerpo es tu templo, cuídalo como tu mayor tesoro.

* Cortesía de Jackie Smith La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.