El llanto de un bebé es uno de los sonidos más comunes. Se trata de una manera de comunicación para los pequeños que aún no han aprendido a decir con palabras sus necesidades o sentimientos. Pero, ¿existen países donde haya más llantos?

Según el primer gráfico universal sobre la cantidad normal de llanto realizado por la Universidad de Warwick, los bebés británicos, canadienses, italianos y holandeses son los que más lloran durante los primeros tres meses. En el otro extremo se encuentran los daneses, alemanes y japoneses.

Un dato curioso, especialmente para padres primerizos, es que los pequeños lloran una media de dos horas diarias durante las dos primeras semanas. Por suerte, cuando los bebés cumplen 12 semanas, la cifra de tiempo se reduce una hora y 10 minutos.

La inteligencia emocional puede ayudar a los padres a empatizar con sus hijos y alcanzar un alto nivel de paciencia para demostrar con cariño la frase de Sigmund Freud: “no puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de la protección de un padre”.