El hipotiroidismo es una enfermedad que afecta la tiroides, una pequeña glándula situada en la base del cuello. En esta enfermedad, la glándula se vuelve incapaz de producir suficiente hormona para mantener el cuerpo funcionando de manera normal. A través de las hormonas, la tiroides ayuda a regular muchas de las funciones de nuestro organismo, sobre todo, la actividad cerebral, el ritmo cardíaco, el tránsito intestinal y el METABOLISMO. De manera general, podríamos decir que el hipotiroidismo tiende a enlentecer todas nuestras funciones y a poner al organismo en reposo.

Cuando los niveles de hormona tiroidea están bajos hay tendencia a sentir frio, olvidar las cosas, sentirte deprimido, aparece el estreñimiento, hay retención de líquidos y se quema poca grasa corporal, lo que traduce una dificultad para perder peso, pero en ningún caso es causa de obesidad.

No todas las personas que padecen hipotiroidismo, aumentan de peso, sin embargo, como es una inquietud habitual desde el instante en que el médico lo diagnostica, es necesario tomarla en cuenta para mantener una buena autoestima e imagen corporal.

Toma nota de estos consejos que te ayudarán a mantener tu peso si sufres de hipotiroidismo:

  • Ten una actitud positiva: padecer Hipotiroidismo no es estar gravemente enfermo o tener un padecimiento incapacitante; es una condición que se puede tratar y controlar, para eso es fundamental querer hacerlo con energía y disposición. No estas solo, muchos otros sufren de hipotiroidismo y llevan una vida plena y feliz.
  • Cuida tu alimentación: si quieres cuidar tu peso, con o sin hipotiroidismo, debes tener una alimentación adecuada. Para bajar de peso, el control de la comida es la primera clave. Debes incluir verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, pescado, carnes magras, lácteos bajos en grasa y aceite de oliva o canola en cantidades moderadas. Recuerda que en algunos casos puede dificultarse perder peso rápidamente, visita a un médico especialista y nutricionista que puedan orientarte en una alimentación adecuada para ti.
  • Muévete más: debes incorporar la actividad física a tu rutina diaria, incluso si tienes poco ánimo para salir de casa puedes empezar con sencillos movimientos: subir y bajar las escaleras, ir caminando al mercado, caminar todos los días media hora alrededor de la casa, hacer tareas de jardinería o limpieza de la casa enérgicamente, pasear a tu mascota 3 veces al día durante 15 minutos, compartir juegos y actividades con tus hijos en lugar de ver televisión. ¡Las opciones sobran! Una vez que empieces a ejercitarte, te sentirás mucho mejor. Tu energía aumenta, tu ánimo mejora y te sientes con más disposición de realizar tareas diarias. Lo ideal es que logres ejercitarte 30 minutos, 5 días a la semana para cuidar tu salud. Pero son necesarios 60 minutos, 5 días a la semana para bajar de peso. 
  • Sigue el tratamiento al pie de la letra: si tu médico ha prescrito algún tipo de tratamiento para controlar los niveles de hormonas tiroideas, trata de cumplirlo tal como lo indicó. Si el hipotiroidismo se controla, el cuerpo comenzará poco a poco a recuperar su actividad normal y tu metabolismo dejará de ir tan lento. Esto unido a un estilo de vida saludable y una alimentación adecuada, contribuirá a que mantengas tu peso.

* Cortesía de Samar Yorde La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.