¿Cuántas veces has mirado hoy las alertas de tu celular? Es habitual generar ese gesto de actualización de manera constante.

Un estudio de la Asociación Estadounidense de Psicología ha desvelado que revisar las redes sociales y el correo electrónico multiplica el nivel de estrés. De tal forma que esta dependencia tecnológica afecta a su vida personal y profesional.

Las innovaciones tecnológicas nos permiten vivir más conectados a nuestros seres queridos, incluso en la distancia. También estar atentos a la evolución de proyectos laborales. Sin embargo, el error radica en invertir en aparatos electrónicos las horas adicionales que la tecnología nos regala, olvidándonos de cultivar el espíritu.