Con los buenos deseos de empezar el 2017 con el pie derecho, me permito sugerirte una receta práctica para que tu relación de pareja resurja, reviva o resucite, dependiendo del caso.

¿Tuviste problemas, conflictos y crisis de pareja el año que acabamos de despedir? Hellooooo! ¡Todo el mundo los tuvo! De nada servirán tus propósitos o resoluciones para el nuevo, si guardas rencor, amargura o resentimiento hacia la persona con la que compartes tu vida diaria. Este es el tiempo ideal para echarle tierra al pasado y cerrar heridas por completo. ¿Cómo? A través del perdón y el olvido, que son dos actos voluntarios de incalculable provecho para quien los practica dado su poder liberador.

Otra de mis sugerencias para hacer ajustes en la relación es escribir LOS PROPÓSITOS DE PAREJA PARA EL AÑO NUEVO, a manera de “brain storming” (lluvia de ideas) a más tardar durante los primeros días de enero. Los pueden escribir primero individualmente y luego los combinan, lo que les da pie para hablar sobre planes, metas y sueños en común.

Lo ideal es dividir los propósitos en áreas, para hacerlos más prácticos y aterrizados, tales como: Comunicación, Sexo, Finanzas, Manifestaciones de Afecto, Relación con la familia extendida, etc. Los conversan entre los dos, los redactan y luego imprimen una copia para cada uno, a fin de tenerlos a mano en un lugar visible.

Mi última recomendación sería poner en práctica durante todo el 2017 el acróstico CEDAN que consta de 5 actos positivos para la relación:

CONVERSEN – Desarrollen una comunicación más honesta, sincera y abierta, de corazón a corazón, sobre todos los temas habidos y por haber.

ESFUERCESEN – Cada uno decida poner de su parte y hacer su mejor esfuerzo para sobrellevar al otro, no irritarse u ofenderse fácilmente y no discutir por un quítame esta paja.

DEDIQUENSE MAS TIEMPO – Compartan más tiempo de calidad (la cantidad también cuenta), tengan citas románticas, hagan cosas juntos que a ambos les agraden.

ABRAZENSE MAS, tóquense más fuera del dormitorio, inclusive practiquen abrazarse en público, tengan más contacto físico aparte del sexual.

NUTRAN su relación con las virtudes de la generosidad, comprensión, amabilidad, paciencia, bondad, compasión, humildad y ternura.

Bastarán cambios pequeños para que la dinámica de la relación varíe en el nuevo año. Bastará con que por lo menos uno de los dos cambie: ¡Tú! Y no dejes de apretar el botón RESET para empezar de cero. ¡Feliz Año Nuevo!

* Cortesía de Cecilia Alegría, La Doctora Amor. La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.