La conciencia, según la Real Academia de la Lengua, es el “conocimiento del bien y del mal que permite a la persona enjuiciar moralmente la realidad y los actos, especialmente los propios”. Sin embargo, ¿cuál es su origen?

Un grupo de investigadores del Allen Institute for Brain Science ha sido capaz de detectar una neurona que cubre toda la circunferencia del cerebro de un mamífero y que podría explicar de dónde viene nuestra conciencia. El ‘clastrum’ sería una fina capa de materia gris conectada a todo el cerebro que, además, conecta ambos hemisferios.

De momento solo se ha observado en ratones, por lo que el siguiente paso será descubrir si se encuentra del mismo modo en los humanos, así como continuar en la investigación para resolver su conexión con el cerebro y así, el posible origen de la conciencia. De momento, somos nosotros los que debemos mantener nuestra conciencia en paz autoevaluándonos y repasando los valores y creencias que hemos establecido en nuestra vida.