Las nuevas tecnologías han provocado una dependencia constante del celular. Es cada día más habitual llevar los dispositivos a lugares insospechados. La doctora Lisa Ackerley ha publicado en su blog The Hyguene Doctor algunas de las consecuencias que puede tener este hábito tan poco higiénico.

Ante todo es un lugar donde son múltiples las bacterias y los virus. “Los gérmenes pasan por el papel higiénico, sólo después de haber terminado en el retrete. Como sus manos están sucias, se las lava después, ¿no?”. De tal forma que las manos contaminadas tocan, antes de lavarse, el celular, transfiriendo los gérmenes.

¿Tenemos adicción a los dispositivos electrónicos? Debemos salir de la pantalla y utilizar las nuevas tecnologías sólo como un avance positivo.