Así como existe el Feng Shui aplicado a la armonía de los ambientes, también existe el Feng Shui Personal, que nos muestra la energía de cada persona, y usando esta técnica podemos prever también la energía de cada año, cada año trae su propia impronta y nos afecta de manera de acuerdo a nuestra propia energía.

El año 2017 iniciará el 28 de enero, como saben, esta cultura se rige por el calendario lunar y cada año inicia y termina en una fecha diferente.

El próximo año nos trae energía de Agua combinada con energía de Fuego…no suena muy bien verdad? En efecto, son energías que se contraponen, con lo cual, una de las grandes características de este nuevo año será el cambio abrupto, inesperado o imprevisible, algo que teníamos planificado a la perfección, de repente puede darse vuelta sin explicación aparente. Esto también puede manifestarse en los cambios imprevistos de humor que tendremos…

Paciencia…venimos de un año 2016 que nos mostró todo sin anestesia y nos dejó con las heridas a flor de piel…pues el 2017 es el año ideal para sanar esas heridas y buscar contención emocional. La medicina convencional deberá agregar medicina complementaria, pues las cuestiones del alma y emocionales no curan con medicamentos. La energía del año propicia problemas en oídos y riñones; también podría ser en el sistema reproductivo.

El 2017 será un año para respetar lo que sentimos, atender nuestras necesidades, nos veremos impulsados a ello, a buscar en lo profundo de nuestras almas que es lo que necesitamos y hacerlo valer! Si lo hacemos iremos bien pero cuidado! Porque hay Fuego en el año y el Fuego es explosivo, con su impulsividad puede generarnos consecuencias impensadas, alguien que hace mucho tiempo se siente mal en un trabajo por ejemplo puede que este año en un impulso se permita renunciar sin pensar que no tiene otro sustento…

Además bajo los ojos del Agua todo se amplifica…piensen en algún objeto, cuando lo ponen bajo el Agua parece más grande…pues así estaremos amplificando nuestras sensaciones, palabras y situaciones….mucho cuidado…pueden surgir discusiones injustificadas…todo se verá mucho más grande de lo que realmente es, el Agua no es una energía segura y concreta, con lo cual, todos estaremos susceptibles, la tendencia es la susceptibilidad. Imaginan eso? Susceptibles y amplificándolo todo? Es un caldo de cultivo que puede llevarnos a vivenciar reacciones impensadas, o a verlas en otros porque cualquiera puede sentirse herido con facilidad.

Por eso, la palabra clave de este año es PRUDENCIA

Pensemos antes de hablar o actuar, reflexionemos acerca de lo que estamos sintiendo, dándonos cuenta de que quizás estamos dando una magnitud mayor a la que realmente tiene la situación.

Esta necesidad de hacer valer lo que sentimos será el motor para que existan marchas por la paz, defensa de los derechos de la mujer, crecerán los planes de salud y el mayor compromiso social con temas como la ecología por ejemplo.

Es un año de mucho relacionamiento, las relaciones de todo tipo crecerán, en forma y número, para bien o para mal, esa es la tendencia porque al Agua le gusta unir todo lo que existe e igualar, poner todo a un mismo nivel.

Todos sentiremos esto en mayor o menor medida, ya que depende de nuestra propia energía, con la que cada uno nació, el que nos afecte más o menos, que estemos cómodos o incómodos. Cada año tiene su propia tendencia y cada uno de nosotros también, de esa combinación surgirá el “como nos afecta el 2017”

A nivel empresarial es muy importante respetar el deseo de cada empleado en particular para que todo fluya pacíficamente, si por ejemplo alguien se siente mejor en otra oficina, trabajando en otro puesto o con otro compañero, lo mejor es que eso sea respetado; ya que el impulso del año es hacernos valer, sumado a que amplificaremos la situación y con el agregado de que el animalito del año es el gallo…no nos sorprendamos si nos encontramos en medio de una “riña” ya que todos nos sentiremos un poco gallos, solo que en un gallinero solo un gallo puede mandar…de modo que no pensemos tanto….paremos la cabeza concentrándonos en que todo está sobredimensionado y relajémonos en ese pensamiento.

La clave del año es ser prudentes, intentar no magnificar los contratiempos y tener tacto al hablar porque la susceptibilidad reinará.

Más que nunca lo que recomienda el libro “Los 4 Acuerdos” del médico mexicano Miguel Ruiz estará en auge!

  • Sé impecable con tus palabras
  • No te tomes nada personalmente
  • No hagas suposiciones
  • Haz siempre lo máximo que puedas

* Cortesía de Viviana Bergmann, La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.