Marzo es el mes de la mujer. Y si bien me encanta celebrar a las responsables de dar a luz a todos los habitantes del planeta, siempre me pareció que si se necesita un mes dedicado a un grupo de personas específico, es probable que sea un grupo poco valorado el resto del año.

Pensando en esto es que el Red Shoe Movement lanzó el Salón de la Fama: “Celebrando líderes que abren camino”, un espacio para reconocer individuos que se ocupan todo el año de hacer lo necesario para lograr la equidad de género. Los que ejemplifican un nuevo liderazgo inclusivo, que busca soluciones constantes a la falta de mujeres en puestos de toma de decisión.

Pero más allá de estos líderes, hay miles de personas que a diario motivan a las mujeres a superar barreras e ir por más. Y tú puedes cumplir ese rol en tu propio círculo de influencia. Aquí te comparto algunas ideas para que este año te conviertas en un/a líder digno/a de nuestro Salón de la Fama.

  • A menudo las mujeres no se sienten listas para asumir un nuevo desafío. Quisieran estar 100% preparadas. A veces, sólo necesitan un empujón para dar el salto. ¡Anímalas y ofréceles tu respaldo! Y dentro de tus posibilidades, ayúdalas a reducir cualquier brecha de conocimiento que tengan.
  • Si eres hombre, la mejor manera de mostrarle a las mujeres que te rodean que las consideras tus pares es alternar con ellas los roles que socialmente son considerados “femeninos”. Es decir, turnarte para atender a la familia o servir el café en la oficina.
  • Siempre que puedas recomienda a una mujer para una posición tradicionalmente masculina. Es una forma de expandir la perspectiva de quienes contratan y aunque no la elijan esta vez, habrás plantado la semilla para la próxima.
  • Si tienes o sabes de una oportunidad que representa un reto, no decidas por una mujer. Pregúntale si le interesa. Esto suele suceder cuando un puesto requiere viajar o trasladarse a otro país y por “proteger” a una mujer con hijos, ni siquiera le preguntan si lo consideraría.
  • Es muy efectivo exponer a las niñas y mujeres de toda edad y estadio laboral a historias de otras que han roto con estereotipos de género. Nos permiten creer que nosotras también podemos lograrlo. Entonces, comparte películas, libros con protagonistas femeninas fuertes (o autobiografías de mujeres como Amelia Earhart, Frida Kahlo, Sara Blakely, Serena Williams), o preséntales grandes mujeres que conozcas.

Las historias de los seis líderes del Salón de la Fama 2017 del Red Shoe Movement son ideales para inspirarnos a todos a colaborar en el camino a una mayor inclusión. (Algo que nos beneficia a todos como sociedad). Abarcan desde una ingeniera que lideró la ampliación del Canal de Panamá a un CEO que no teme decir en público que a veces los hombres pecan por sobreproteger a las mujeres. Desde una de las poquísimas directoras de cine y televisión hasta la CEO de una de las grandes empresas de cruceros que contrató a la primera capitana de un mega barco. Desde el director del negocio de fragancias más grandes del mundo hasta la CEO que en la venta multimillonaria de su empresa familiar puso una cláusula para garantizar que la cultura de su compañía se mantuviera independiente.

Te invito a inspirarte con sus impactantes historias y participar durante todo el mes de marzo en la conversación en redes sociales usando #IWDleader. Allí puedes contarme quiénes son las personas a las que tú honrarías en un próximo Salón de la Fama. ¡E incluso, si deberíamos considerarte a ti! Quien te dice, tal vez el año próximo estemos hablando de ti.

* Cortesía de Mariela Dabbah. La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.