Un decreto del Gobierno de Francia impide la distribución ilimitada, gratuita o a un precio fijo de bebidas azucaradas en restaurantes y establecimientos públicos, incluyendo los comedores escolares, publica el diario español El Mundo.

La “guerra” contra las bebidas azucaradas tiene cada vez más adeptos. A las medidas impositivas que algunos países han adoptado en los últimos años, se unen otro tipo de decisiones que buscan crear hábitos alimentarios más sanos en la población y reducir el consumo de azúcar, con el fin de combatir la diabetes y la obesidad.

Los hábitos alimentarios determinan la calidad de vida de los seres humanos. No existen dudas de lo positivo que es para la salud mantener una dieta adecuada; o sea, comer alimentos saludables, solo los necesarios y, si es posible, respetando un horario.