¿Se deben perdonar las infidelidades? La respuesta que nos viene de inmediato a la mente es un no absoluto, pero vamos a detenernos un minuto a analizarlo mejor. Una infidelidad es algo tremendamente doloroso de aceptar. Muchas veces termina destruyendo completamente la confianza y causando separaciones con consecuencias negativas para la pareja, y para la familia, en general. Pero no todos los casos son iguales.

Si tu esposo te fue infiel una vez y está completamente arrepentido: Y si además, valoras tu matrimonio y quieres mantenerlo, no solo porque es una convención social o porque antepones el bienestar de los hijos, sino porque realmente se aman, entonces cabría la posibilidad de perdonarlo. Nadie, ni hombres ni mujeres, está exento de cometer errores en la vida.

Si perdonas una infidelidad, tienes que hacerlo de corazón: Ya la confianza fue quebrantada una vez, y es posible que te queden dudas. Si lo vas a perdonar, tienes que hacerlo realmente y volver a confiar en él. Si necesitan terapia de parejas para poder volver a entenderse, búsquenla.

Si tu esposo te es infiel de manera recurrente, entonces lo mejor es separarse: Aunque te duela mucho, un esposo que te es infiel, una y otra vez, con una y con otra, no te quiere ni te respeta. Pregúntate a ti misma qué prefieres: ¿Estar sola, pero tranquila y feliz? ¿O seguir casada, pero pasar la vida entera en zozobra o angustias, espiándolo, sospechando que está con otra mujer? A eso ni siquiera puede llamársele vida, y lo peor es que puede terminar afectando tu salud física y mental.

Volver a empezar con dignidad y respeto propio: Si ya eres mayor, es posible que pienses que ya tu vida amorosa terminó. Quién sabe, hay gente que encuentra a su verdadero amor en la tercera edad. De todas maneras, tienes muchas cosas lindas por delante: los nietos, pasar tiempo con los hijos, dedicarte a un hobby que siempre quisiste hacer y no pudiste… Así que enfócate en ello, y no en tu soledad.

 * Cortesía de Laura Posadas. La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.