A veces luego de prepararnos y trabajar diligentemente para conseguir un objetivo, ocurren contratiempos que te descolocan o te alteran de tal manera que te paralizan. Sin embargo, las personas que se sobreponen a grandes retos salen fortalecidas del proceso. En lugar de quebrarse, hacen como los juncos frente al viento: se doblan y luego se vuelven a enderezar.

Esa es la definición misma de resiliencia, un término que se toma de la resistencia de los materiales que se doblan sin romperse para luego recuperar su forma original.

Hace poco la puse en práctica frente a un momento de alta tensión. Te cuento. El 8 de marzo, me invitó Ismael a su programa “Cala” en CNN para celebrar el Día Internacional de la Mujer que este año cayó un martes. Era nuestro Súper Martes porque coincidía con el Martes de Zapatos Rojos, (Red Shoe Tuesday) la campaña de concientización del Red Shoe Movement sobre la importancia de que haya mayor diversidad de género en los puestos más altos de toma de decisión. (Aquí puedes descargarte gratis la Guía de los 7 Principios del movimiento). Para celebrar la ocasión mi equipo y yo habíamos preparado una gran acción que involucró redes sociales, medios tradicionales y eventos que culminaba con la entrevista nocturna en “Cala”.

En el momento en que iba a empezar el programa me informaron que era probable que lo interrumpieran para que Donald Trump y Hillary Clinton hicieran sus declaraciones como ganadores del llamado Súper Martes electoral. (El martes en que varios estados tienen elecciones primarias). Esperando mi turno para entrar al aire, (yo aparecía en la segunda mitad del programa) rogaba que esto no ocurriera. Pero, efectivamente, a los ocho minutos interrumpieron. Por los siguiente veinte, los dos pre candidatos presidenciales se consumían mi posibilidad de inspirar a millones de personas con una simple idea. Frente a mi, un reloj digital marcaba los minutos. En el oído, (por el IFB) escuchaba a Ismael decidir con la producción cómo seguiría el programa.

Te imaginarás la tensión de ese momento. Conectada por Whatsapp con Alejandra Mastrangelo, Directora del Red Shoe Movement en Latinoamerica, con quien tengo una relación de mentoría mutua, nos preparábamos para lo peor que podía pasar. Que se acabara el show, que yo no saliera al aire y tuviéramos que esperar al año 2022 para el próximo Súper Martes. Entre las dos iniciamos un proceso de aceptación de que así es el mundo de los medios noticiosos. Fuera de nuestro control. Y empezamos a enfocarnos en nuestro plan B.

Es justo en ocasiones de alto estrés como esa, y en tantas otras mucho peores que vivimos regularmente (la pérdida de un trabajo, la muerte de un ser querido, un desastre natural) en que entra en juego la resiliencia. ¿Cómo respondes a estas situaciones inesperadas? ¿Tienes el convencimiento de que lograrás superar los obstáculos que se te presenten?

Todos tenemos la capacidad de ser resilientes. Algunos, más desarrollada que otros.

Pero si quieres tener éxito, es muy bueno que fortalezcas tu resiliencia. Aquí te doy algunas ideas de cómo lograrlo:

  • Enfrenta la realidad de que en la vida suelen pasar cosas inesperadas y muy estresantes y prepárate lo mejor posible para cuando lleguen.
  • Entiende que hay cosas fuera de tu control y enfócate en aquellas que puedas controlar. Como por ejemplo, tu interpretación de lo que está ocurriendo. Si encuentras darle un sentido a la situación, te será más fácil atravesarla.
  • Fortalece tus relaciones sociales. Son fundamentales para sostenerte en momentos de gran presión.
  • Practica la improvisación y creatividad para resolver problemas.
  • Construye la confianza en ti mismo para que te sea más fácil superar la adversidad como parte natural de la vida.

(Encuentras mucho más sobre las características que comparten las personas resilientes y tips aquí, en un artículo bien práctico en mi website.)

Al final, ese día salí al aire diez minutos más tarde de lo planeado e Ismael me entrevistó a toda velocidad con la calidez que lo caracteriza. A los que no se enteraron de lo que había pasado, les pareció una entrevista como cualquier otra. Pero para mi no lo fue. Tuve que activar muchos de mis recursos internos para aparecer sonriente y con buen nivel de energía luego de haber pasado una situación de alto estrés frente a la posible cancelación de la entrevista. Me rescató mi preparación constante para un momento como ese. Y haber crecido en Latinoamérica donde siempre tienes listo un plan B y un plan C por cualquier imprevisto. Donde vives acostumbrado a situaciones extremas como hiperinflación, golpes militares, escasez de insumos básicos, etc. Esta preparación es algo que siempre refuerza mi resiliencia. Te invito a descubrir y cultivar la tuya.

GQI-MarielaDabbah

* Cortesía de Mariela Dabbah. La opinión de los columnistas no coincide necesariamente con la de Ismael Cala.