Escuchar

¡No es no!

Hoy es fácil hallar a líderes políticos que no escuchan. Sobresalen algunos a quienes los ciudadanos han dicho claramente «no», pero insisten en desconocer la realidad. Las consecuencias de sus actos irracionales podrían ser devastadoras porque no entienden que ¡no es no!

Con el látigo de tu indiferencia

“Mi amor, ¿qué vestido me pongo, el negro o el azul?” – “El que quieras”. “¿Prefieres ir al cine o a cenar?” – “A donde quieras”. Expresiones más o expresiones menos pero todas similares, conllevan una carga de indiferencia explícita o implícita, directa o indirecta, consciente o inconsciente.

Suscribirse

* indicates required


 

Ir arriba