Los juegos de la hermandad

Cada cuatro años se celebran unos juegos que rompen fronteras y pensamientos limitantes. Cuenta la leyenda del poeta Píndaro que Heracles (conocido en la mitología romana como Hércules) construyó un estadio en honor de su padre, Zeus, tras completar con éxito sus doce trabajos.