Nuestros pensamientos: ¿amigos o enemigos?

Me encanta esta metáfora anónima: nuestra mente es como un autobús, en el que somos el conductor y decidimos a quién hacemos caso, si a los pasajeros molestos y negativos, que ven todo mal, o a nuestra intuición y criterio para escoger lo que decidimos pensar.