La reducción: un secreto que suma sabor

Suena sofisticada, pero, en realidad, «no muerde». Es una técnica muy chic, fácil de preparar, y que siempre realzará tus platos y sorprenderá a tus invitados.