Ni gatas ni zorras

Ya de grandes, a veces normalizamos la violencia con expresiones como «malos ojos son cariño» o «del odio al amor hay un paso». De esta forma, instalamos creencias que mañana se pueden transformar en materia prima para el acoso y el abuso.

Ver más